«Era la quinta vez que me robaban», dijo el juez

Santiago Huaiquil habló del violento episodio que vivió el miércoles por la noche cuando persiguió a dos sujetos que ingresaron a robar a su propiedad.

El juez de Familia de Sarmiento, Santiago Huaiquil, que enfrentó a un ladrón armado con un cuchillo luego de ser víctima de un robo en la localidad de Sarmiento, contó lo que pasó esa noche y justificó su reacción: “Sentirse ultrajado de por sí ya es tremendo y esa noche tenía enfrente al tipo que me había robado cinco veces”.

En comunicación con Cadena Tiempo, Huaiquil dio detalles del violento episodio del que resultó con una herida de 10 centímetros en el cuádriceps de su pierna izquierda.

“Cuando llegamos a la obra de la casa que estoy construyendo vimos a un tipo cortando el alambrado que divide los terrenos, queriendo entrar por una ventana, con un segundo cómplice que hacía de campana. Yo me bajé del auto y los increpé: ‘¿Qué carajo hacen acá?’ En eso, los tipos empezaron a correr por una chacra lindante. Traté de perseguirlos, mi intención era atrapar a uno”.

“En la carrera los insulté y por esto uno de ellos se dio vuelta y comenzó a correr en dirección hacia donde yo estaba parado”, continuó.

“Me quedé esperándolo, miré el piso, pero no localicé ningún elemento para protegerme. Cuando se acercó le pegué una patada en el pecho con mucha bronca, con tal vehemencia que el tipo cayó de espalda. Acto seguido, me arrojé al piso para retenerlo, pero el tipo sacó un cuchillo desde el suelo y me cortó la pierna”.

Huaiquil reconoce que podrían haberlo matado. “Cuando el delincuente se levantó y me encaró con el cuchillo tirando puñaladas para matarme, yo desde el piso retrocedí tirando patadas para defenderme. Mi mujer vio toda la situación desde el auto y se bajó insultándolo, por eso el ladrón, al ver una persona más, huyó”.

Sobre los anteriores hechos de inseguridad, el juez explicó que “en los últimos tres años nos han llevado de todo: calefactores, aberturas, herramientas, todo aquello de valor que dejemos en la obra”.

Fuente: Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *